Mar

Mar de Andamán

0 especie

El mar de Andamán es un sector del océano Índico situado al sureste del golfo de Bengala, al sur de Birmania, oeste de Tailandia y este de las Islas Andamán, de las que recibe su nombre. Tiene alrededor de 1200 km de norte a sur y 650 km de este a oeste, formando un área de 797 700 km². Su profundidad promedio es de 870 metros y el máximo llega a 3777 metros. El principal río que desemboca en sus aguas es el Irawady.

En su extremo sureste, el mar de Andamán comunica con el mar de China Meridional a través del estrecho de Malaca, que separa la isla de Sumatra de la península Malaya.

Ubicación

El mar de Andamán, que se extiende entre los 92°E y los 100°E y entre los 4°N y los 20°N, ocupa una posición muy importante en el océano Índico, aunque ha permanecido inexplorado durante mucho tiempo. Al sur de Myanmar, al oeste de Tailandia y al norte de Indonesia, este mar está separado del golfo de Bengala por las islas Andamán y Nicobar y una cadena de montes marinos asociados a lo largo del límite de la placa indo-birmana. El estrecho de Malaca (entre la península malaya y Sumatra) constituye la vía de salida meridional de la cuenca, que tiene 3 km de ancho y 37 m de profundidad.

Flora

Las zonas costeras del mar de Andamán se caracterizan por los bosques de manglares y las praderas marinas. Los manglares cubren más de 600 km2 de las costas tailandesas de la península malaya, mientras que las praderas de hierbas marinas ocupan una superficie de 79 km2. Los manglares son responsables en gran medida de la alta productividad de las aguas costeras: sus raíces atrapan el suelo y los sedimentos y sirven de refugio contra los depredadores y de vivero para peces y pequeños organismos acuáticos. Su cuerpo protege la orilla del viento y las olas, y sus detritos forman parte de la cadena alimentaria acuática. Una parte importante de los bosques de manglares tailandeses del mar de Andamán fue eliminada durante el cultivo extensivo de camarones en aguas salobres en la década de 1980. Los manglares también resultaron muy dañados por el tsunami de 2004. Después se replantaron en parte, pero su superficie sigue disminuyendo gradualmente debido a las actividades humanas.

Otras fuentes importantes de nutrientes en el mar de Andamán son las hierbas marinas y los fondos de lodo de las lagunas y zonas costeras. También crean un hábitat o refugio temporal para muchos organismos excavadores y bentónicos. Muchas especies acuáticas migran desde y hacia los pastos marinos a diario o en determinadas etapas de su ciclo vital. Entre las actividades humanas que dañan las praderas marinas se encuentran los vertidos de aguas residuales de la industria costera, las piscifactorías de camarones y otras formas de desarrollo costero, así como la pesca de arrastre y el uso de redes de empuje y de arrastre. El tsunami de 2004 afectó al 3,5% de las zonas de pastos marinos a lo largo del mar de Andamán a través de la sedimentación de arena y el 1,5% sufrió una pérdida total del hábitat.

Fauna

Las aguas marinas de la península malaya favorecen el desarrollo de los moluscos, y existen unas 280 especies de peces comestibles pertenecientes a 75 familias. De ellas, 232 especies (69 familias) se encuentran en los manglares y 149 especies (51 familias) residen en las praderas marinas; así, 101 especies son comunes a ambos hábitats. Este mar también alberga muchas especies de fauna vulnerable, como el dugongo (Dugong dugon), varias especies de delfines, como el delfín del Irrawaddy (Orcaella brevirostris) y cuatro especies de tortugas marinas: la tortuga laúd (Dermochelys coriacea) y la tortuga carey (Eletmochelys imbricata), en peligro crítico, y la tortuga verde (Chelonia mydas) y la tortuga olivácea (Lepidochelys olivacea), en peligro. Sólo hay unos 150 dugongos en el mar de Andamán, repartidos entre las provincias de Ranong y Satun. Estas especies son sensibles a la degradación de las praderas marinas.

Se calcula que los arrecifes de coral ocupan 117 km2 en el mar de Andamán, con sólo un 6,4% en condiciones ideales.

mostrar menos

El mar de Andamán es un sector del océano Índico situado al sureste del golfo de Bengala, al sur de Birmania, oeste de Tailandia y este de las Islas Andamán, de las que recibe su nombre. Tiene alrededor de 1200 km de norte a sur y 650 km de este a oeste, formando un área de 797 700 km². Su profundidad promedio es de 870 metros y el máximo llega a 3777 metros. El principal río que desemboca en sus aguas es el Irawady.

En su extremo sureste, el mar de Andamán comunica con el mar de China Meridional a través del estrecho de Malaca, que separa la isla de Sumatra de la península Malaya.

Ubicación

El mar de Andamán, que se extiende entre los 92°E y los 100°E y entre los 4°N y los 20°N, ocupa una posición muy importante en el océano Índico, aunque ha permanecido inexplorado durante mucho tiempo. Al sur de Myanmar, al oeste de Tailandia y al norte de Indonesia, este mar está separado del golfo de Bengala por las islas Andamán y Nicobar y una cadena de montes marinos asociados a lo largo del límite de la placa indo-birmana. El estrecho de Malaca (entre la península malaya y Sumatra) constituye la vía de salida meridional de la cuenca, que tiene 3 km de ancho y 37 m de profundidad.

Flora

Las zonas costeras del mar de Andamán se caracterizan por los bosques de manglares y las praderas marinas. Los manglares cubren más de 600 km2 de las costas tailandesas de la península malaya, mientras que las praderas de hierbas marinas ocupan una superficie de 79 km2. Los manglares son responsables en gran medida de la alta productividad de las aguas costeras: sus raíces atrapan el suelo y los sedimentos y sirven de refugio contra los depredadores y de vivero para peces y pequeños organismos acuáticos. Su cuerpo protege la orilla del viento y las olas, y sus detritos forman parte de la cadena alimentaria acuática. Una parte importante de los bosques de manglares tailandeses del mar de Andamán fue eliminada durante el cultivo extensivo de camarones en aguas salobres en la década de 1980. Los manglares también resultaron muy dañados por el tsunami de 2004. Después se replantaron en parte, pero su superficie sigue disminuyendo gradualmente debido a las actividades humanas.

Otras fuentes importantes de nutrientes en el mar de Andamán son las hierbas marinas y los fondos de lodo de las lagunas y zonas costeras. También crean un hábitat o refugio temporal para muchos organismos excavadores y bentónicos. Muchas especies acuáticas migran desde y hacia los pastos marinos a diario o en determinadas etapas de su ciclo vital. Entre las actividades humanas que dañan las praderas marinas se encuentran los vertidos de aguas residuales de la industria costera, las piscifactorías de camarones y otras formas de desarrollo costero, así como la pesca de arrastre y el uso de redes de empuje y de arrastre. El tsunami de 2004 afectó al 3,5% de las zonas de pastos marinos a lo largo del mar de Andamán a través de la sedimentación de arena y el 1,5% sufrió una pérdida total del hábitat.

Fauna

Las aguas marinas de la península malaya favorecen el desarrollo de los moluscos, y existen unas 280 especies de peces comestibles pertenecientes a 75 familias. De ellas, 232 especies (69 familias) se encuentran en los manglares y 149 especies (51 familias) residen en las praderas marinas; así, 101 especies son comunes a ambos hábitats. Este mar también alberga muchas especies de fauna vulnerable, como el dugongo (Dugong dugon), varias especies de delfines, como el delfín del Irrawaddy (Orcaella brevirostris) y cuatro especies de tortugas marinas: la tortuga laúd (Dermochelys coriacea) y la tortuga carey (Eletmochelys imbricata), en peligro crítico, y la tortuga verde (Chelonia mydas) y la tortuga olivácea (Lepidochelys olivacea), en peligro. Sólo hay unos 150 dugongos en el mar de Andamán, repartidos entre las provincias de Ranong y Satun. Estas especies son sensibles a la degradación de las praderas marinas.

Se calcula que los arrecifes de coral ocupan 117 km2 en el mar de Andamán, con sólo un 6,4% en condiciones ideales.

mostrar menos